The EU Defense Industry: Background

Cita: 

Geopolitical Monitor [2019], “The EU Defense Industry: Background”, Geopolitical Monitor, 26 de febrero, Toronto, Canada, https://www.geopoliticalmonitor.com/the-eu-defense-industry-background/.

Fuente: 
Otra
Fecha de publicación: 
Lunes, Febrero 18, 2019
Tema: 
La conformación de la industria armamentista de la Unión Europea.
Idea principal: 

El propósito de crear una defensa colectiva para la Unión Europea (UE) ha sido una idea presente en sus discusiones de gobierno desde hace 50 años. Actualmente, el continente europeo todavía carece de una visión compartida y de instituciones que se encarguen de organizar su necesidad de autonomía estratégica. Este panorama se complica debido a la situación de la industria armamentista europea, dicho ramo de producción se encuentra organizado según líneas nacionales, hecho que la ha vuelto incapaz de competir con la industria estadounidense y rusa.

Tres de los integrantes de la UE -Francia, Alemania y el Reino Unido-, desde 2013 y hasta 2017 figuraban entre los exportadores de armas más importantes a nivel mundial; sin embargo, como grupo, la Unión Europea tiene muy poca integración y consenso respecto al mercado armamentista. A comparación de la industria rusa y estadounidense, las empresas de defensa de la UE se encuentran muy por debajo del nivel productivo de las primeras; esto es debido a diferentes consecuencias, entre ellas las siguientes: las industrias armamentistas más grandes del mundo -la rusa y la estadounidense- cuentan con una combinación de investigación y desarrollo subsidiadas por el gobierno, estas empresas también tienen compradores extranjeros confiables y presupuestos militares altos que demuestran una ventaja competitiva para sus compañías de armas nacionales. Por el contrario, la legislación de la Unión Europea no permite que los presupuestos militares se combinen para ser gastados en la adquisición conjunta de tecnologías, en la investigación y en el desarrollo. Como consecuencia de lo anterior, los gobiernos de la UE reciben poco de su inversión en gastos de defensa, además de que la Unión Europea -como grupo- se encuentre muy abajo en el mercado mundial de armas.

Esta falta de cooperación cuesta a la Unión Europea entre 25 mil millones y 100 mil millones de euros al año. Los principales encargados de su industria son los gobiernos nacionales, quienes evitan la inversión de particulares que podrían dar mejor movilidad a su mercado y más producción a su industria.

Por otro lado, desde tiempos de la guerra fría, el presupuesto de los países europeos para gastos de defensa había ido a la baja, por ejemplo: en 1975 Alemania Occidental superó el objetivo actual de la OTAN de invertir 2% de su PIB en gastos para armamento, invirtiendo hasta 3.13%. Sin embargo, posteriormente la inversión en este ramo fue disminuyendo en toda Europa hasta alcanzar 1.179% del PIB en el año 2016. Esta creciente poca inversión e importancia en los gastos de defensa se rompió a partir de 2 acontecimientos, el primero fue la crisis de Ucrania en 2014, a través de la anexión de Crimea a partir del uso de la fuerza, se demostró que los medios bélicos siguen presentes como estrategias políticas; en segundo lugar tenemos la presidencia de Donald Trump. La política exterior del actual presidente de Estados Unidos ha intensificado las relaciones internacionales con la Unión Europea desde varios aspectos, a partir del comercio, del cambio climático (el Acuerdo de París), el acuerdo de Irán, pero la razón más importante ha sido el enfoque del gobierno estadounidense hacia la OTAN, pieza clave para la defensa europea.

Datos cruciales: 

1. La cuota del mercado global armamentista de Francia, Alemania y el Reino Unido es de 17.3%, a comparación de Rusia con 22% y Estados Unidos con 34%.

2. Según la lista de los 100 principales contratistas de defensa del mundo, las empresas francesas ocupan 5% del mercado, las británicas 9.6%, las alemanas 1.6%, las rusas 7.1% y las estadounidenses 57.9%.

3. Dentro de la Unión Europea 80% de las adquisiciones tecnológicas y 90% de la investigación y el desarrollo están a cargo de los gobiernos nacionales.

4. Al cooperar en los servicios de contratación de defensa, los miembros de la Unión Europea se ahorrarían 30% de sus gastos en defensa nacional.

5. El valor de la industria de la defensa continental europea en 2014 era de 97.3 mil millones de dolares, empleaba a 500,000 personas directamente y contaba con 1.2 millones de empleados indirectos, además dentro de ese ramo también se integraban 2,500 pequeñas y medianas empresas.

6. La Unión Europea alberga más de 178 tipos de sistemas de armas, Estados Unidos sólo 30; los ejércitos de los estados miembros de la Unión Europea colocan 17 tipos diferentes de tanques de batalla; en el ejército de los Estados Unidos sólo hay un tipo.

Nexo con el tema que estudiamos: 

El artículo se entrelaza con el proyecto a partir de que nos permite visualizar la cooperación internacional que existe en Europa respecto a la toma de decisiones a cerca del armamento para la guerra. También nos permite obtener un panorama histórico sobre la situación actual de la industria armamentista de la Unión Europea y de sus principales amenazas.