High-Tech Domination and the US-China Trade War: AI Is Cheapening Authoritarian Governance

Cita: 

Stephen Nagy [2019], “High-Tech Domination and the US-China Trade War: AI Is Cheapening Authoritarian Governance”, Geopolitical Monitor, Toronto, Canada, 28 de febrero, https://www.geopoliticalmonitor.com/high-tech-domination-and-the-us-chin...

Fuente: 
Otra
Fecha de publicación: 
Lunes, Febrero 11, 2019
Tema: 
El plan de China para liderar el mercado de inteligencia artificial y sus usos para su política exterior.
Idea principal: 

El gobierno de China, con la pretensión de liderar la hegemonía en el campo de la producción de inteligencia artificial (IA), podrá llegar al pleno desarrollo de su economía, generará estabilidad social y seguirá legitimando al Partido Comunista Chino como eje central del país asiático. Buscan que la inteligencia artificial se utilice con plenitud a nivel nacional, de esta manera el partido se acercará al cumplimiento de sus objetivos de “modernización socialista” para 2035 y consecuentemente llegará a ser el país socialista democrático, próspero y culturalmente avanzado para 2049.

Esta estrategia económica colocaría a China por encima de Estados Unidos dentro del campo de la competencia por la producción de inteligencia artificial. El país asiático con su sistema cerrado “Chinanet” podría estar próximo a transformar el comercio global de inteligencia artificial.

La necesidad de China por incrementar sus actividades en torno a la inteligencia artificial se ven descritas en el plan “Made in China 2025”, en el cual se explica que al formar una economía basada en la inteligencia artificial, se lograría que las actividades económicas de este país den un salto desde la producción de manufactura pesada a la construcción de alta tecnología, servicios y robótica.

A partir de acceder a millones de metadatos, producidos diariamente con las actividades digitales de mil millones de ciudadanos, el gobierno de China desplegará su sistema de IA. Qu Xianming, uno de los responsables de la redacción de Made in China 2025, dice, a partir del análisis al documento de Administración Nacional de Propiedad Intelectual, que sus objetivos sobre la inteligencia artificial se llevarán a cabo a partir de la innovación tecnológica y el control de las patentes de sus nuevas creaciones.

Por otro lado, a nivel nacional, el gobierno de China, a través de un sistema de crédito social que castiga o premia a sus ciudadanos según las reglas establecidas en el país, logra que el Partido Comunista Chino adquiera mayor legitimidad con sus estrategias de inteligencia artificial, a pesar de su política autoritaria.
Además, el implemento del sistema cerrado “Chinanet” para el funcionamiento de los acuerdos económicos internacionales de China, como el caso de la Belt and Road Initiative (BRI), genera beneficios para los integrantes de este tratado, pues Chinanet, proporciona a los Estados miembros el uso del sistema de pago sin efectivo, así como reduce los costos y aumenta la velocidad del comercio. Sin embargo, todos los datos privados de los países miembros del BRI quedan dentro de la plataforma, de esta manera la Oficina de la Comisión de Asuntos del Ciberespacio Central de China tendrá acceso ilimitado a esa información.

En el mismo sentido de las problemáticas dentro del BRI, países como Sri Lanka, Pakistán y Malasia, se han quejado por la llamada “trampa diplomática de la deuda”, en ella se establece que dentro del BRI, el mayor beneficiario ha sido China y varios países han comenzado a temer por el establecimiento de una estrategia neocolonial liderada por China. Este tipo de reacciones establece complicaciones para el gobierno del presidente Xi, pues el BRI ya se ha extendido por países árticos, africanos, por las islas del Pacífico y por Eurasia; la inestabilidad dentro de esta iniciativa representaría problemáticas nacionales para el Partido Comunista Chino, pues el cumplimiento del BRI es su mayor privilegio.

Por último, respecto a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, a pesar de la pausa de 90 días para buscar acordar un buen trato, el presidente de China encuentra en el mercado de inteligencia artificial la mejor estrategia para imponer su dominio hacia el país norteamericano. Las principales oposiciones del gobierno estadounidense son que las iniciativas comerciales de China han sido contrarias a las ideas de comercio libre, justo y recíproco. Por otro lado, Japón se ve ligado a este problema a través de su seguridad nacional y también por sus reglas digitales compartidas, mismas que legislan su producción digital; de esta manera será probable que ocupe -en el furturo- un papel de intermediario dentro del conflicto. Sin embargo el triunfo de China parece estar muy asegurado, de tal forma que es viable que Estados Unidos, Japón, la Unión Europea y países con ideas similares deban de unir sus fuerzas para hacer frente a la amenaza que china representa.

Datos cruciales: 

1. En noviembre de 2018 el PIB de China estuvo dividido entre una producción de 40% correspondiente al sector manufacturero y 51.6% al sector servicios.

2. En 2018, el sector servicios de Corea del Sur acumuló 60% del PIB y 70% en el caso de Japón.

Nexo con el tema que estudiamos: 

Este artículo ofrece datos sobre el surgimiento de una nueva hegemonía comercial dentro del campo de la inteligencia artificial. Esta situación propone una competencia entre China y Estados Unidos como principales actores, pero el país asiático se encuentra con grandes ventajas respecto su rival norteamericano. De esta manera, la información de este artículo nos permite caracterizar a China como un nuevo sujeto en la guerra comercial, además de ofrecernos claves para configurar la actual disputa por la vanguardia tecnológica digital.