El bloqueo a Huawei levanta un muro digital

Cita: 

Sanger, David [2019], "El bloqueo a Huawei levanta un muro digital", The New York Times, New York, 30 de mayo, https://www.nytimes.com/es/2019/05/30/huawei-trump-5g-internet/

Fuente: 
The Economist
Fecha de publicación: 
Jueves, Mayo 30, 2019
Tema: 
El ataque estadounidense hacia Huawei como parte de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.
Idea principal: 

La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha tomado una dirección poco favorable para los capitales del país asiático. La empresa de teléfonos celulares, Huawei, ya no tendrá permiso de hacer negocios dentro de territorio estadounidense, tampoco podrá hacer uso de tecnología fabricada en el país norteamericano.

Se prevé que para finales del verano de 2019, los teléfonos Huawei ya no tendrán aplicaciones elaboradas por Google; además, las empresas estadounidenses que desarrollan chips para computadoras, no dispondrán del permiso para abastecer el material que necesita la empresa asiática para construir las redes inalámbricas de quinta generación o 5G.

Desafortunadamente, los percances no se limitan solo al área de la producción sino que trascienden al campo de la política. El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, está tratando la situación como si fuese el regreso de la Guerra Fría, ha pedido a los líderes del mundo que decidan lo que prefieren: un internet que proyecte los valores de occidente o uno que sea autoritario y “comunista”.

A pesar de ello, Huawei, seguirá teniendo acceso a múltiples territorios gracias al cableado submarino de fibra óptica que su filial, Huawei Marine, está instalando. Además, existen satélites que comparten empresas asiáticas con empresas de occidente. De esta manera la estrategia que pretenden seguir para alejar a Huawei del negocio, es que firmas occidentales de telecomunicaciones, como Nokia y Ericsson, generen los sistemas de conmutación y los carguen de software, mientras que Huawei, quedará limitada a construir sistemas de torres celulares, éstas sirven para comunicar teléfonos con otros dispositivos.

Hasta el momento, los únicos países que prohibieron a Huawei construir sus redes en su territorio han sido Australia y Japón. Mientras tanto Alemania y Reino Unido se mantienen evadiendo el llamado del gobierno estadounidense. Los políticos europeos temen que al sacar a la empresa asiática de su territorio generen desempleo, en el mismo sentido, están preocupados por las represalias que podría tener China hacia sus países. En particular, el país germano, se encuentra en un dilema pues debe decidir si tomar en serio la propuesta de Estados Unidos, ya que empresas alemanas como BMW y Mercedes-Benz tienen grandes capitales en China y sacar a Huawei de su territorio podría generar disputas con las firmas automovilistas. Además, el puerto de Singapur es un sitio bastante importante para conectar a Europa con China, incluso ahí hacen una parada buques estadounidenses antes de partir al mar del sur de China, entonces, funcionarios alemanes aseguran que ese lugar no le cerrará el acceso a la empresa china de celulares.

Mientras tanto, el secretario de Estado estadounidense, pretende configurar la guerra económica contra Huawei como una lucha ideológica. Asegura que la empresa de telecomunicaciones, es un brazo fuerte del Partido Comunista Chino, de tal forma que si se les da el acceso a controlar los sistemas de comunicación, tendrán datos importantes de todo el mundo. Sin embargo, los funcionarios de inteligencia estadounidense, le temen más a que en algún momento, el gobierno de China, presionado por el hostigamiento del país norteamericano, decidiera pedirle a Huawei y otras firmas chinas de telecomunicaciones que apagara las redes, eso sería más desastroso y quizás más probable de que ocurriera.

Por otro lado, el fundador de Huawei, Ren Zhengfei, dice que no dejará que el gobierno de su país intente obligarle a mostrar datos importantes de la comunicación estadounidense. Sin embargo, funcionarios estadounidenses aseguran que debido a la ley china, Zhengfei está obligado a colaborar con el gobierno de su país.

Es necesario mencionar que aunque Estados Unidos limite o amenace con limitar el flujo de tecnología hacia China, el país asiático seguirá siendo dependiente del norteamericano. Para superar la dependencia se creó el plan económico Made in China 2025, este ha funcionado como una buena estrategia para superar los daños de la guerra comercial, sin embargo aún faltan muchos campos en la producción tecnológica que China debe cubrir para superar el lazo que une al país oriental con el norteamericano.

Datos cruciales: 

1. Huawei había sido el segundo fabricante de teléfonos celulares más importante del mundo tras superar a Apple en 2018.

2. Según expertos en telecomunicaciones, Huawei y otras empresas chinas de telecomunicaciones controlan entre 40% y 60% por ciento de las redes en las que hacen negocios empresarios, diplomáticos, espías y ciudadanos.

3. El plan Made in China 2025 lleva cuatro años de desarrollo, en él se definen políticas económicas para fomentar que fabricantes nacionales dominen campos críticos de la tecnología de punta como la fabricación de semiconductores, la tecnología 5G, la inteligencia artificial y los vehículos autónomos.

6. China consume 60% del suministro mundial de semiconductores, pero solo fabrica 13%.

Nexo con el tema que estudiamos: 

La actual guerra comercial entre Estados Unidos y China está tomando muchas formas. Artículos como el aquí fichado dejan ver la opinión de los medios sobre el caso. Se pinta la situación como si se tratara de la guerra fría, Estados Unidos decide atacar por el lado ideológico, pretende desprestigiar a China por tener una postura comunista. Es necesario investigar más sobre el caso para tener una idea de qué afectaciones traerá para el sistema capitalista en conjunto.