Soldiers of misfortune. Why African governments still hire mercenaries. Professional gunmen are cheap, efficient and deniable

Cita: 

The Economist [2020], "Soldiers of misfortune. Why African governments still hire mercenaries. Professional gunmen are cheap, efficient and deniable", The Economist, London, 28 de mayo https://www.economist.com/middle-east-and-africa/2020/05/28/why-african-...

Fuente: 
The Economist
Fecha de publicación: 
Jueves, Mayo 28, 2020
Tema: 
Corporaciones militares privadas contratadas por gobiernos de países africanos.
Idea principal: 

En 2019, el presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, solicitó los servicios militares de la corporación militar rusa Grupo Wagner para enfrentar una insurgencia yihadista, sin embargo, esta corporación se retiró del conflicto porque mataron a un grupo de hombres que trabajaban para ella. En su lugar, el gobierno de Mozambique contrató a Dyck Advisory Group (DAG), una corporación dirigida por el coronel Lionel Dyck, quien sirvió en el ejército de Rodesia combatiendo a la guerrilla de Mozambique y Zimbabue.

A pesar de las prohibición internacional a los mercenarios, los especialistas coinciden en que estos no han desaparecido y mucho de ellos se encuentran en África.

Por ejemplo, en los años posteriores a los movimientos de liberación nacional de países africanos, los mercenarios eran conocidos por apoyar los movimientos secesionistas y los crecientes golpes de estado (ver Dato crucial 1).

Según la nota, actualmente Rusia es el país que usa a los mercenarios para ejercer su influencia en el continente africano. Lo hace principalmente a través de Wagner, cuyo fundador, Yevgeny Prigozhin, es cercano del presidente Vladimir Putin: después de que Nyusi se reuniera con Putin en Moscú en 2019, el Grupo Wagner se adjudicó el contrato para Mozambique, que tiene campos de gas ricos y está desarrollando el mayor proyecto energético de África.

Pl Grupo Wagner tiene una amplia presencia en África. Intentó defender la dictadura de Omar al-Bashir en Sudán. En 2018, cientos de hombres Wagner llegaron a la República Centroafricana para proteger minas de diamantes, entrenar al ejército y proporcionar guardaespaldas para el presidente en conflictos, Faustin-Archange Touadéra. Asimismo, está presente en Guinea donde Rusal, una empresa rusa de aluminio, tiene una gran participación. En Libia, a pesar del embargo de armas de la ONU, se informa que el Grupo Wagner ha desplegado entre 800 y 1 200 operativos en apoyo al general Khalifar Haftar, que ha estado tratando de derrocar al gobierno respaldado por la ONU.

Otro ejemplo se observó en el noreste de Nigeria, en 2015, cuando una empresa sudafricana llamada STTEP tuvo un relativo éxito al apoyar al ejército nigeriano en su lucha contra los yihadistas de Boko Haram.

La nota identifica que los mercenarios tienen tres ventajas principales sobre los ejércitos regulares:

1. “Negación plausible”. Cuando se utilizan por un gobierno, como el de Rusia, pueden financiar operaciones militares en el extranjero mientras ese gobierno finge no hacerlo.

2. “Eficiencia”. Según el artículo, no sólo son eficientes sino que también tienen experiencia, son ágiles y flexibles.

3.”Son baratos”. Se supone que son más baratos que los ejércitos regulares: mientras los soldados reciben contratos y pensiones de por vida, los mercenarios son pagados por el trabajo que realicen.

Según la nota, las empresas militares privadas podrían proporcionar a los gobiernos africanos una fuerza continental. Tim Collins, un veterano de la campaña británica en Irak que ha dirigido una corporación militar en Afganistán, señala que en Sierra Leona en 1995, los mercenarios de Executive Outcomes desempeñaron un papel clave en derrotar a los rebeldes del Frente Unido Revolucionario. Esa fuerza básica fue cofundada por el sudafricano Eeben Barlow. Dirigido principalmente por antiguos comandos de la era del <em>apartheid</em>, Executive Outcomes había ayudado previamente al gobierno angoleño a derrotar a los rebeldes que Sudáfrica había fomentado alguna vez.

Por otra parte, la ONU también ha utilizado a las corporaciones militates para que lleven a cabo tareas de logística, neutralización de minas terrestres y capacitación de equipos de seguridad. Chris Kwaja, un nigeriano que preside un "grupo de trabajo sobre el uso de mercenarios" para el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, cree que pueden ser útiles siempre que estén sujetos a instrumentos internacionales. vinculantes.

Datos cruciales: 

1. Los mercenarios lucharon por Moïse Tshombe en Katanga mientras intentaba separarse del Congo a principios de la década de 1960, y en Biafra cuando trató de separarse de Nigeria a fines de la década de 1960. Más recientemente, Simon Mann, ex oficial de las fuerzas especiales de Gran Bretaña, trató de derrocar al dictador de Guinea Ecuatorial en 2004, pero terminó en la cárcel.

2. Según los informes, la empresa militar privada DAG, utiliza varios helicópteros en Mozambique (uno de los cuales se estrelló recientemente después de ser disparado por yihadistas) y algunos aviones pequeños, pero nada muy costoso.

Nexo con el tema que estudiamos: 

Es una nota muy interesante y rica en datos que contribuye a la investigación de las Corporaciones Militares Privadas. Es relevante porque pone de manifiestos CMP que no son estadounidenses, lo cual, habla de la oferta internacional que las CMP han consolidado. Es necesario señalar que operan en regiones donde hay conflictos geopolíticos y gobiernos débiles como el continente africano y Medio Oriente.